Amigos sin Descarte

|   octubre 05 de 2021  •  Fray Norberto Vargas Prada, O.P.  |

En medio de una sociedad marcada por un individualismo que busca su propio éxito da hincapié al gran problema de la cultura del descarte, ¿pero en qué consiste?. Ante dicha problemática, es necesario decir que es aquella por la cual la dignidad de la persona se ve vulnerada al no reconocerse por lo que es; algo que sucede en la vida cotidiana cuando se menosprecia o hay un cierto desinterés hacía esa persona que no es compatible con los fines personales que se buscan.

De esta manera, como lo recuerda el papa Francisco en Fratelli Tutti, : No se considera como un valor primario que hay que respetar y amparar, especialmente si son pobres o discapacitadas, si ‘todavía son útiles’ como los no nacidos o si ‘ya no sirven’ como los ancianos”.  (p. 18). Sin embargo, esta realidad inicia desde las escuelas y colegios, cuando se descarta al compañero ya sean por condiciones étnicas, culturales, socioeconómicas al no tener las mismas posibilidades de acceder a un grupo. 

Asimismo, se presenta en la actualidad el poco interés por conocer la realidad del otro, en que se hace imposible que haya una mayor comprensión y entendimiento ante las diferencias con los demás;  es ahí, en donde la amistad cobra todo su sentido,  pues permite romper con los prejuicios y parámetros culturales que tanto afectan las relaciones humanas favoreciendo así la posibilidad de una apertura para con todos. 

Es preciso desde el ambiente escolar generar una amabilidad sin diferencias en que no se discriminen aquellos que son diferentes, sino se entienda, que antes los ojos del creador todos son iguales y están llamados a vivir en comunión, es decir, al aceptarse los unos a los otros buscando siempre aquel bien común que permita hacer de la convivencia una oportunidad para establecer sana amistades que se conviertan en las fuentes de apoyo ante los procesos difíciles que trae la vida.

De esta manera, la amistad se convierte como el buen samaritano capaz de percibir aquellas acciones cargadas de egoísmo que no permiten hacer crecer al otro, sino al contrario lo hunden en las imposiciones más violentas al atacar directamente su dignidad humana. De igual modo, se presenta otra realidad que afecta también demasiado a los jóvenes y son los prototipos de belleza en que se menosprecia aquellos que no se ajustan a sus condiciones de marketing social, he ahí el gran problema de las masas que desvía al hombre de su propia esencia cristiana al no tener por sí solo la capacidad de criterio para aceptar y defender a aquel que es diferente. 

Sin embargo, esto se debe también a los resultados de las ideologías capitalistas que enseñan un progreso exitoso sin tener presente la vida del otro, en que solo se busca sacar la mayor nota para pasar por encima de los demás, sin reconocer sus esfuerzos. De esta manera,  se considera que la cultura del descarte empieza desde la misma etapa formativa escolar cuando se desconoce o se descarta al otro por sus condiciones de vida ante la poca empatía por reconocerse iguales. 

Ahora bien, ¿cómo trabajar esta compleja situación desde el ambiente escolar? la respuesta se da en el mismo proceso formativo en la medida que se enseñe a los jóvenes a generar una espacio de amabilidad para con todos en que no haya diferencias sino sumas de desiguales para llegar a una unidad. Aquella unidad, por la cual se empieza a construir una apuesta por el bien común.

Otra  herramienta fundamental son las mismas preguntas que se ofrecen a continuación con el fin de ser dialogadas como espacio de reflexión o talleres que aproximen al joven a reconocer esta situación tan actual. Así pues, son las siguientes; ¿ De qué manera la situación de la cultura del descarte está involucrada dentro de mi colegio, especialmente en mi curso?. ¿ Qué hacer como respuesta a la problemática del descarte entendiendo que son la generación del cambio?, ¿ Como romper con esta ideología del progreso exitoso que de manera individual se ignora al otro? , ¿ Desde la esencia cristiana como llevar el mensaje de Cristo frente a esta realidad tan difícil ? y finalmente ¿si he sido parte de esa cultura del descarte como remediar las acciones cometidas?.



Por: Fray José Ángel Vidal, O.P. y Fray Ramiro Alexis Gutiérrez, O.P.  



Te invitamos a conocer Optantes 2.0 haciendo clic aqui:

"Predicar siempre, en todas partes y en todos los sentidos"

Santo Domingo de Guzmán

En el sitio web oficial de los dominicos colombianos, queremos llevar a cabo la misión de Domingo: el deseo de proclamar valientemente a Dios, de construir la vida comunitaria y de buscar la verdad en el mundo.

Hazte Dominico

¿Y si digo sí a este estilo de vida? La Orden de Predicadores, orden apostólica, se dedica a conocer, contemplar el mensaje revelado para luego trasmitirlo a los demás.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

  • (+57) 2878540

  • Carrera 6A N0 51A-78 Bogotá D.C