Fr. José de Jesús SEDANO GONZÁLEZ, O.P.
MAESTRO DEL “STEMUS SIMUL” AL SERVICIO DE LA VERDAD

Fue el maestro formador de muchos de los dominicos que hoy trabajan a lo largo y ancho de la Provincia y uno de los grandes formadores del siglo pasado, con plena convicción, por su incidencia en el talante dominicano de no pocos frailes de la Provincia, por su meta-convencionalidad como fraile predicador y por su provocador servicio como apóstol desde un especial ejercicio de intelectualidad profética. Por su faceta educadora, allende la institucionalidad, en el cara a cara de una formación inédita. Y es que un maestro, como fray Sedano, lo fue no primariamente por la delegación de un oficio o por nombramiento, sino, ante todo, por la pasión de rotular caminos en ciernes, de animar un discipulado eterno originado desde él mismo y de ser testigo bañado en el sudor marital de su entrega al otro. El maestro Sedano no daba respuestas y seguramente no las hubiera dado a muchos otros, pero enseñó a responder.

Nació en Bolívar, Provincia de Vélez en Santander del Sur el 25 de febrero de 1922. Profesó el 2 de enero de 1940 y se ordenó sacerdote el 5 de enero de 1947 en Bogotá. Su formación inicial que realizó primero en el Colegio Apostólico San Vicente Ferrer, luego en el noviciado y en el estudiantado en las manos formadoras de fr. Gabriel María Blanchet, O.P. en Chiquinquirá, fue complementada en la Pontificia Universidad Santo Tomás, Angelicum de Roma, en donde se doctoró en Teología en 1949 con la tesis Laureada De Dono consilii juxta Divum Thomam. Systematica disquisitio. Thesis ad lauream in S.Theologia obtinendam. En 1954 la Escuela Apostólica que venía funcionando en Tunjuelito al sur de Bogotá, es trasladada junto al Convento de Santo Domingo y toma el nombre de Seminario Apostólico Jordán de Sajonia. La figura más importante en esta nueva etapa es fr. José de J. Sedano, primer rector de 1954 a 1960, quien elabora un modelo educativo dominicano inspirado en los principios pedagógicos tomistas. Tres aspectos enfatizaba en su modelo pedagógico: la formación de la inteligencia, de la voluntad y para el bien común. El bien común y el estilo de gobierno democrático fueron introducidos a través de la “Asociación Juvenil Dominicana”, que transformaba las relaciones entre las directivas y los estudiantes. Los mismos estudiantes escogían a uno de ellos como Presidente y a un cuerpo de ministros que debía velar por la buena marcha y la disciplina del plantel a lo largo de un año. Todos los sábados se hacían asambleas públicas como una forma de democracia directa en la que los mismos estudiantes establecían su régimen. El rector del seminario era un acompañante de este proceso y sólo intervenía en los asuntos más delicados o en las faltas más graves. Esta formación para el bien común dentro de la democracia quedó plasmada en el escudo del Colegio Jordán: “Stemus Simul”, “mantengámonos unánimes”.

El estudiantado de los frailes dominicos, también recibió el influjo de fr. Sedano y de otros frailes que habían finalizado recientemente sus especializaciones en el exterior, como fr. Gabriel Flórez y fr. Alberto Alfonso. Los estudios eclesiásticos comenzaron a articular la filosofía y la teología con la realidad nacional desde la economía, la política, la sociología y la psicología. Del aprendizaje memorístico de la Suma se pasó a una enseñanza basada en preguntas y debates, además del tiempo dedicado a la biblioteca y a la investigación personal. La novedad de este tipo de formación terminó por generar violentas tensiones en el estudiantado. Los frailes profesores de línea más conservadora acusaron a los docentes recién llegados de ser simpatizantes del comunismo: los nuevos docentes renunciaron a sus cátedras y solicitaron una visita canónica de la Curia General. Este infortunado proceso terminó con el traslado de los frailes Sedano, Flórez y Alfonso a las Provincias de México y de Chile. A partir de ese mismo año, la Provincia, entre 1963 y 1979, perdió 17 sacerdotes y unos 45 estudiantes, de profesión simple y solemne. Fray José de J. Sedano fue catedrático del Angelicum de Roma en 1968, Prior del Convento de Santo Domingo, Regente de Estudios de la Provincia, docente en el “Studium” y en la Universidad Santo Tomás por 1969. Después de haber dejado una estela rutilante en el “Studium Generale” de Santiago de México por 1971 como catedrático y conferencista, fue asignado a la Casa Enrique Lacordaire de Medellín y se vinculó como catedrático en la Universidad Bolivariana en 1974; luego fue nombrado Maestro de Novicios y del Estudiantado en el Convento de Santo Domingo del año de 1975 a 1982. Los años siguientes los dedicó al fortalecimiento del “Studium Generale”, hasta que fue asignado al Convento de Cristo Rey de Bucaramanga, donde residió hasta el momento de su fallecimiento. Su pluma fue ardiente, apasionada, innovadora. Viejo marino de muchas singladuras en lides teológicas. Lo suyo fue la Teología, mejorando lo antiguo con lo nuevo. Tuvo la virtud de estar siempre en el "Iceberg" del pensamiento. Puede afirmarse que dedicó toda su vida a la enseñanza, a dictar conferencias, a escribir libros, cosa que hizo hasta el final de sus días. Así, ilustró a sus hermanos con lo mucho que aprendió en sus largos años de vida consagrada.

REFERENCIAS:

ACTAS del Capítulo Provincial de 1978
DOMINICOS DE COLOMBIA BOLETÍN 116.
ALBERTO E ARIZA. Los dominicos en Colombia. I, 1992
ALBERTO E ARIZA. Los dominicos en Colombia. II, 1993
GENEROSO GUTIÉRREZ. Treinta años de la Seccional de Bucaramanga. Sf.
PROVINCIA DOMINICANA DE COLOMBIA BOLETÍN 67, 100 y 105

"Predicar siempre, en todas partes y en todos los sentidos"

Santo Domingo de Guzmán

En el sitio web oficial de los dominicos colombianos, queremos llevar a cabo la misión de Domingo: el deseo de proclamar valientemente a Dios, de construir la vida comunitaria y de buscar la verdad en el mundo.

Hazte Dominico

¿Y si digo sí a este estilo de vida? La Orden de Predicadores, orden apostólica, se dedica a conocer, contemplar el mensaje revelado para luego trasmitirlo a los demás.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

  • (+57) 2878540

  • Carrera 6A N0 51A-78 Bogotá D.C