Pastoral Social - Parroquia San Martín de Porres

| Cúcuta, Norte de Santander • mayo 05 de 2019 |

En nuestra ciudad como en muchas ciudades de nuestro país, se está atravesando por una situación socioeconómica difícil, esto se evidencia por la cantidad de personas que a diario acuden al Templo Parroquial en busca de: alimentos, medicinas y dinero para pasajes entre otros. En su gran mayoría quienes se acercan en busca de estas ayudas, son hermanos venezolanos, por otro lado personas discapacitadas que ya por la vejez o por alguna enfermedad no pueden salir a trabajar y otro tanto que no cuentan con un trabajo y acrecientan la lista de desempleados de la ciudad.

La Parroquia de San Martin de Porres de Cúcuta, tratando de mitigar un poco esta situación, quiso organizar la Pastoral Social, un grupo conformado por siete laicos comprometidos en compañía de frailes de la Casa San Jacinto de Polonia. Algunas de las actividades que hoy realiza esta Pastoral, en cabeza de nuestro Párroco Fr. Camilo Villamizar O.P. ya se llevaban a cabo de la mano de los Frailes encargados en años pasados.

Pero esto, no habria sido posible sin la colaboración de personas e instituciones de buen corazón, que nos han tendido la mano generosamente y nos han brindado ayudas para mitigar en parte, tanta necesidad, que desafortunadamente viven muchos compatriotas y una gran cantidad de población migrante del pais vecino. Es la oportunidad para agradecer a comunidades hermanas como el Convento Dominico Cristo Rey de Bucaramanga y el Convento Dominico San José de Bogotá, quienes han venido colaborandonos por medio de aportes económicos, los cuales se han administrado de forma juiciosa y responsable para adquirir los diferentes productos, necesarios para organizar los mercados que se distribuyen mensualmente, en sectores de alta vulnerabilidad y la compra de elementos necesarios como neveras portatiles y termos que permitan brindar con mayores condiciones de salubridad la entrega de alimentos ya preparados, entregados a los caminantes venezolanos, todo esto con el fin de actuar de una forma más organizada y procurando cobijar la mayor cantidad de poblacion.

La Parroquia cuenta con benefactores, que mensualmente donan dinero o mercados, los días martes, en la Eucaristía de tres de la tarde, que se realiza en honor a San Martín de Porres. Por medio de unas papeletas, que llevan apuntadas un artículo de mercado, buscamos animar a los feligreses a traer alimentos para los más necesitados, a esto le llamamos “LA CANASTA DE SAN MARTÍN DE PORRES”.

Mensualmente se dan 120 mercados, que se reparten en las comunidades eclesiales a abuelos abandonados, a personas discapacitadas, familias que atraviesan por momentos difíciles y familias venezolanas. En el despacho parroquial diariamente, van personas a pedir mercados, en su mayoria son hermanos venezolanos. Como son muchas las personas que se acercan en busca de ayuda, en ocasiones solo se les puede brindar un artículo de mercado por persona, esto refleja sin duda la complejidad de la situación social que vive nuestra ciudad. Estos artículos se toman de lo que se recolecta los martes de San Martín. Otra parte de los dineros donados, tiene como fin la compra de medicinas, las cuales, por su elevado costo en muchos casos, representa una ayuda con un alto grado de importancia, brindando así mejores condiciones de vida a las personas que los requieren.

Otra de las actividades que la Pastoral Social realiza, es la distribución de alimentos preparados para personas en condición de calle, esta actividad se lleva a cabo el tercer martes del mes, ha tenido tanta acogida que se han unido otras pastorales de la parroquia, por lo que ha sido necesario establecer los segundos sábados para la distribución de sencillos desayunos, que mitigan en parte el hambre de estas personas. Ver de cerca situaciones tan impactantes, como la que viven las personas que tratan de sobrevivir en las inclemencias de la calle, ha servido para que quienes cuentan con la dicha de poder tener un techo donde resguardarse y un plato de comida diario, valoremos las bendiciones que Dios nos brinda dia a dia y que a veces olvidamos o damos por hecho.

Dada la situación de migración, se ven muchas personas caminando por las carreteras, por ello la Pastoral Social, cada tercer sábado del mes, organiza y prepara kits que contienen comida y bebida para los caminantes que se desplazan por la vía Cúcuta-Pamplona, sabemos que son pequeñas acciones, sin embargo, ante tanta necesidad se convierten en balsamos que calman de momento, la dificil situacion de nuetros hermanos venezolanos. El trabajo con esta población ha sido un reto para nuestra Comunidad Parroquial, ya que nos mueve a buscar recursos y sobre todo nos invita a actuar de forma decidida, al ver de cerca una realidad que vive el mundo actual, el fenómeno migratorio.

La Pastoral Social, también acompaña otras actividades que se desarrollan a nivel Parroquial, como la misión de Navidad y Semana Santa con las trabajadoras sexuales, mujeres que se ven en la necesidad de trabajar en los bares aledaños a nuestra parroquia. Este año, se tiene programado celebrar con ellas, el día de las madres y el día del niño a sus hijos. En estas actividades se les evangeliza, se les ofrece comida, actividades de esparcimiento como rifas y concursos. También se cuenta con jornadas de salud, donde se les realizan exámenes médicos, ademas de charlas con psicólogos, todo esto gracias a la gestión de los agentes de pastoral, benefactores y de nuestra parroquia.

Otra obra social donde se le hace acompañamiento a la comunidad parroquial, es la Pastoral Deportiva, en la cual se congregan todas las semanas a los jóvenes, hombres y mujeres de nuestra Parroquia, a pequeños torneos de futbol. Para esto, se ha hecho un gran esfuerzo, adecuando con una mejor iluminación, la cancha del claustro antiguo y adquiriendo algunos elementos deportivos. Este grupo de personas se preparan con gran entusiasmo para participar en las olimpiadas Diocesanas.

Contamos con la Pastoral del Adulto Mayor, llamada Asociación Raíces. Esta Pastoral cuenta aproximadamente con 130 abuelos, que se reúnen los días miércoles en el salón comunal del barrio Carora. Para las actividades especiales, se reúnen en el auditorio parroquial, ellos reciben el acompañamiento de los frailes de la Casa San Jacinto de Polonia, sin duda es una experiencia muy enriquecedora, ya que se aprende de las diferentes generaciones al compartir vivencias de parte y parte.

Es claro para nosotros como Comunidad Parroquial, que la base fundamental del buen obrar y de darse a los demas por medio de acciones solidarias que fortalezcan un sano entorno para las personas, en especial para la niñez, es la planificación de la actividad a realizar. La organización y la planeación son claves, no se puede llegar a improvisar ni a aventurarse sin tener un plan de trabajo y unas funciones determinadas dentro de un equipo de trabajo. Por ello, se ha querido crear Talleres formadores, los cuales requieren dicha organización y sobre todo la colaboración de personas idoneas en el tema, es aquí donde laicos aportan sus enseñanzas dependiendo del area que dominen (docentes, musicos, artistas). Durante el año, se realizan talleres de pintura, musica e ingles. Son espacios donde los niños y jovenes complementa su formación, a traves de actividades artisticas y complementarias para su aprendizaje. Estas actividades tienen lugar los días sábados, en salones que la parroquia ha venido adecuando con escritorios, sillas e iluminación adecuada para hacer de estos talleres, experiencias de esparcimiento y aprovechamiento del tiempo libre.

Todos los esfuerzos que se realizan en nuestra Parroquia, por ayudar a los más necesitados, a aquellos que se encuentran en condiciones de abandono ya sea del estado o de sus familias, se realizan, motivados por el ejemplo en nuestro Patrono San Martín de Porres, en el ejemplo que nos da San Martín de la Caridad, pues hemos aprendido a través de su ejemplo y del evangelio, que en cada una de estas personas esta Cristo sufriente y necesitado, con hambre y con sed, quizás las actividades que se hacen son pequeñas, para tan abrumadora situación, pero todo esto sirve para aprender que, de lo poco o nada que se tenga, hay que compartirlo con aquel que lo necesita, y también a valorar en cierto modo lo que tenemos en nuestros hogares, que nadie está exento de caer en cualquiera de estas situaciones, que no solo debemos hablar de la misericordia sino que debemos practicarla. Que cada una de las personas que se benefician de la Canasta de San Martín o de cualquier labor desempeñada por nuestra parroquia sientan que Dios les ama y que siempre estará allí para ayudarles.

"Predicar siempre, en todas partes y en todos los sentidos"

Santo Domingo de Guzmán

En el sitio web oficial de los dominicos colombianos, queremos llevar a cabo la misión de Domingo: el deseo de proclamar valientemente a Dios, de construir la vida comunitaria y de buscar la verdad en el mundo.

Hazte Dominico

¿Y si digo sí a este estilo de vida? La Orden de Predicadores, orden apostólica, se dedica a conocer, contemplar el mensaje revelado para luego trasmitirlo a los demás.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

  • (+57) 2878540

  • Carrera 6A N0 51A-78 Bogotá D.C