“A todo bobo se le aparece la Virgen”

julio 06 DE 2019 • Fray Rodrigo Rivero, O.P.  |

Pues así como se oye y se lee, “a todo bobo se le aparece la Virgen”. Este refrán es usado en Colombia y otros países iberoamericanos para señalar a aquellas personas que sin hacer méritos de ninguna índole, sin mostrar el más mínimo esfuerzo, a esos tales ‘bobos’, les va muy bien en la vida, el éxito los acompaña, alcanzan la fortuna, salud y popularidad anhelada, en otras palabras, se les aparece ‘la Virgen’. No hay una explicación lógica para saber las razones de este acontecimiento, en algunos casos simplemente pasa así y ya.

Sin embargo, a pesar de constatar esa injusta realidad tantas veces, cuando intentamos aplicar el mismo silogismo al ámbito espiritual, ahí si la cosa no funciona, ya que la Virgen María, en sus variopintas advocaciones, no se le aparece a cualquier ‘aparecido’. Los ‘bobos’, gente que no se esmera ni lucha por acercarse a Dios, que no cultiva la fe ni la vocación, aún si tuvieran la Virgen María al frente de su propia nariz, no la alcanzarían a ver ya que es vital “creer para ver”, es imprescindible alimentar la fe para poder identificar la presencia de Dios entre nosotros.

Ese fue el caso del milagro de Renovación del cuadro de la Virgen del Rosario de Chiquinquirá, patrona de Colombia. María Ramos, una española que vivía en tierras boyacenses, y que se refugió en la oración al frente de un cuadro maltrecho por los malos tratos y la inclemencia del tiempo, al identificarse con las heridas que tenía la pintura de la Virgen del Rosario, le pidió que la acompañara, que no la dejara sola, que se le manifestara renovándole y renovándose. Tal plegaria no puede surgir de un ‘bobo’, tal petición solo puede ser evocada por alguien que está encarnando el ejemplo de Jesús y poniendo en práctica su mensaje. Esa es una súplica de alguien que se reconoce “sencillo de corazón” ante la Madre del Señor. “Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y a los entendidos, y las has revelado a la gente sencilla”(Lc 10, 21).

Seamos “gente sencilla”, no simples ni bobos, sino cristianos dóciles a la Palabra del Señor, apasionados por seguir los pasos de Jesús, gente sencilla que como María Ramos o los tres pastorcitos de Fátima (Portugal) cultivan la fe refugiándose en la Bienaventurada Virgen María, nuestra Madre. Solo así, siendo sencillos de corazón, en lugar de dolernos que injustamente se promueva a quienes no lo merecen, como lo decía el refrán, nos daremos cuenta que los bendecidos somos nosotros, quienes nos hemos quedado con la mejor parte, la cual nadie nos la podrá quitar (cf. Lc 10, 42).

"Predicar siempre, en todas partes y en todos los sentidos"

Santo Domingo de Guzmán

En el sitio web oficial de los dominicos colombianos, queremos llevar a cabo la misión de Domingo: el deseo de proclamar valientemente a Dios, de construir la vida comunitaria y de buscar la verdad en el mundo.

Hazte Dominico

¿Y si digo sí a este estilo de vida? La Orden de Predicadores, orden apostólica, se dedica a conocer, contemplar el mensaje revelado para luego trasmitirlo a los demás.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

  • (+57) 2878540

  • Carrera 6A N0 51A-78 Bogotá D.C