Los 25 años de la erección canónica de la casa San Luis Bertrán de Barranquilla

El pasado 1 de diciembre de 2018, el Prior Provincial fr. Diego Orlando SERNA SALAZAR, O.P., presidió la Eucaristía con la comunidad de la Casa de San Luis Bertrán de Barranquilla para celebrar los 25 años de su elevación canónica y de la presencia de los dominicos desde 1971, cuarenta y siete años. Luego, la comunidad ofreció un acto cultural en el patio del Colegio San Alberto Magno y un pequeño compartir con algunos miembros de la Familia Dominicana de esta ciudad.

La historia de la Casa de San Luis Bertrán en Barranquilla se remonta al 2 de marzo de 1971 cuando el Arzobispo de Barranquilla monseñor Germán VILLA GAVIRIA elevó petición formal para un convenio entre la Provincia y la Diócesis, siendo Prior Provincial fr. José de Jesús FARÍAS PÁEZ, O.P. En julio de 1972 se abre la Casa “ad experimentum” con la presencia de fr. Ismael Enrique ARÉVALO CLARO, O.P., párroco de la Parroquia de Santa María y capellán en la Normal de Varones del Atlántico, fr. Juan Francisco GUTIÉRREZ, O.P., profesor en la Universidad del Norte y fr. José Rodrigo ARIAS DUQUE, O.P., profesor en el Sena; ellos iniciarían su labor apostólica en los barrios Santo Domingo y Santa María y otros barrios aledaños, como el actual San Luis. A su arribo a Barranquilla los tres frailes fundadores se hospedaron por un tiempo en el barrio las Américas con las hermanas dominicas de la Doctrina Cristiana – “Dominicas Mejicanas”.

En octubre de 1972, el Arzobispo declara el sector como Vicaría Parroquial bajo el patrocinio de San Luis Bertrán y entrega en comodato a los dominicos para la construcción del templo y del despacho parroquial, media manzana que le había sido donada a la arquidiócesis la urbanización de los hermanos Cuervo: del nombre de la Vicaría Parroquial tomaría el nombre el barrio.

Con la llegada de fr. Luis Francisco TÉLLEZ GARZÓN, O.P. la Provincia adquiere una casa en 1972 para la vivienda de los frailes, en la misma manzana donde se ubicó la Vicaría parroquial de San Luis Bertrán, sitio estratégico del barrio y foco central para llevar a cabo la misión en este sector del sur de la ciudad. Con ahorros y donaciones fr. Luis Francisco compra una de las casas en la misma manzana y crea una escuela nocturna de alfabetización; fr. Domingo María LOZANO CASTIBLANCO, O.P., se dedicaría, a su llegada a barranquilla, a fortalecer dicha escuela con el objetivo de crear allí un colegio, que sería fundado en diciembre de 1973 con el nombre de San Alberto Magno y que iniciaría labores en febrero de 1974. Luego, con los años fr. Domingo va comprando para ampliar la Casa de los frailes y el Colegio tres casas adjuntas al terreno cedido en comodato por la Arquidiócesis.

La parroquia de San Luis Bertrán de Barranquilla fue creada el 28 de enero de 1974 siendo su primer párroco fr. Ismael y fr. Domingo como su Vicario; pero pronto, en 1975, fr. Ismael fue asignado a la Casa Enrique Lacordaire de Medellín; lo sucedió como párroco fr. Luis Francisco quien levantaría el templo parroquial, al ser nombrado en 1978 como Maestro de Estudiantes en Bogotá lo sucedió como superior y párroco a fr. José de Jesús GAMBOA OSORIO, O.P. en 1979, pero su estancia en Barranquilla fue muy corta. Asignados los frailes a otras ciudades, queda solamente fr. Domingo María, ahora como superior, párroco y capellán en la Normal del Atlántico. Fr. Domingo permaneció aproximadamente unos doce años solo y al frente de esta obra social de la Provincia, entre los años de 1980 a 1992.

El Capítulo de 1976 había ordenado terminar con el proyecto de la Casa “ad experimentum” y entregar la parroquia, pero las visitas de los Maestros de la Orden fr. Vicente DE COUESNONGLE, O.P. y de fr. Damián BYRNE, O.P., impidieron que la obra social se cerrará. Solamente hasta noviembre de 1991, siendo Prior Provincial fr. Pedro José DÍAZ CAMACHO, O.P., la Provincia y el Consejo ampliado asumen la presencia definitiva de los frailes dominicos en Barranquilla. En 1992 es nombrado como superior y párroco fr. Néstor Javier HERNÁNDEZ MANRIQUE, O.P. Durante el año de 1993 se construye una sede apropiada para el Colegio y una nueva Casa para los frailes bajo el impulso y apoyo del Prior Provincial y la dirección de fr. Carlos Arturo ORTIZ VARGAS, O.P.

El 1 de diciembre de 1993 la Casa de San Luis Bertrán de Barranquilla es erigida canónicamente, después de 23 años de presencia en esa región y el 12 de marzo de 1994 se inauguran las nuevas construcciones.

Estos son los nombres de los superiores que ha tenido la Casa de san Luis Bertrán en Barranquilla y que también se desempeñaron o bien como párrocos o como rectores del Colegio: fr. Aldemar VALENCIA HERNÁNDEZ, O.P., fr. Ricardo Azael ESCOBAR DELGADO, O.P., fr. Luis Antonio ALFONSO VARGAS, O.P., fr. Jorge Enrique FLÓREZ NIETO, O.P., Jaime Julio CANTILLO OJEDA, O.P., fr. William Humberto DÍÁZ MORALES, O.P., fr. Hender Alveiro RODRÍGUEZ PÉREZ, O.P., fr. Willyan de Jesús GÓMEZ RAMÍREZ, O.P., fr. Narciso GOMEZ GONZÁLEZ, O.P.: la Casa tuvo también como Vicario a fr. Omar Alberto SÁNCHEZ CUBILLOS, O.P., actual Obispo de la diócesis de Tibú en Norte de Santander.

Cabe anotar que la Casa de Barraquilla, por la riqueza de su labor pastoral y evangelizadora entre los pobres y por las necesidades apremiantes que ha exigido una parroquia tan extensa y populosa, como ninguna otra obra de la Provincia en Colombia, ha recibido en los últimos 25 años un sin número de frailes asignados en su mayoría jóvenes: algunos frailes profesos solemnes al terminar su ciclo institucional de estudios y otros recién ordenados, que han entregado las primicias de su ministerio en la vida pastoral de la parroquia y del Colegio. Son muchos los frailes que han fortalecido esta obra Social como se le conoció a los inicios de su fundación y que han ido quedando en el anonimato de la historia y de otros que no agregamos para no extender más este relato, porque repito son muchos.

Fr. Carlos Ortiz, O.P.

"Predicar siempre, en todas partes y en todos los sentidos"

Santo Domingo de Guzmán

En el sitio web oficial de los dominicos colombianos, queremos llevar a cabo la misión de Domingo: el deseo de proclamar valientemente a Dios, de construir la vida comunitaria y de buscar la verdad en el mundo.

Hazte Dominico

¿Y si digo sí a este estilo de vida? La Orden de Predicadores, orden apostólica, se dedica a conocer, contemplar el mensaje revelado para luego trasmitirlo a los demás.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

  • (+57) 2878540

  • Carrera 6A N0 51A-78 Bogotá D.C